El afeitado clásico

[amazon template=banner easy&chan=default&asin=B005MZ03FU]

 

Afeitado clásico tradicional

El afeitado clásico o afeitado tradicional es el que se ha venido practicando desde siglos atrás, desde las navajas barberas clásicas a las maquinillas clásicas de una sola hoja. El afeitado clásico, además de brocha y jabón (o crema clásica), también se caracteriza por la costumbre de las viejas barberías de colocar una toalla remojada con agua caliente (sin que llegue a quemar la piel) en la barba antes de aplicar la espuma con la brocha lo cual ayuda a reblandecer el pelo.

Una de las principales característica del afeitado clásico es el uso de la brocha de afeitar. La brocha prepara la espuma que protege la piel y facilita el deslizamiento de la cuchilla. Además de preparar el jabón, esta ejerce una ligera acción exfoliante sobre la piel y deja el pelo listo para ser cortado prácticamente de raíz.

El afeitado clásico suele ser un poco más lento por el cuidado que se tiene que tener al afeitarse con navaja pero con la práctica se puede obtener un buen afeitado en el mismo tiempo que el afeitado moderno. El afeitado clásico con maquinillas de una hoja requiere menos cuidado. Sin embargo, este tipo de afeitado tiene también sus ventajas.

Los beneficios y ventajas del afeitado clásico

Los beneficios y ventajas del afeitado clásico son varios entre los cuales destacan un afeitado por lo general más apurado, económico y ecológico. Las cuchillas de repuesto de las maquinillas de una sola hoja son mucho más económicas por paquete, menos contaminantes y fáciles de reciclar. Así mismo, los jabones y cremas clásicas son 100% orgánicos y biodegradables; los geles y espumas en bote no son biodegradables y su elaboración requiere muchos procesos químicos. Por su lado, las navajas tradicionales sólo representan una inversión inicial pero no causarán ningún tipo de contaminación ya que cuando se desgastan, se vuelven a afilar y pueden durar varias generaciones, siendo este método de afeitado el más económico a largo plazo.

En los últimos años, se ha despertado un gran interés por los métodos tradicionales y clásicos para afeitarse. Esto es, el volver a usar brochas y navajas (o maquinillas de una sola cuchilla en su defecto). Esto se debe a muchas razones, una de las más destacables es la insatisfacción de muchos hombres ante la baja calidad (además de elevados precios) de los métodos modernos como geles y maquinillas de cartucho multihoja o desechables.

Muchos de los equipos para el afeitado clásico se siguen fabricando hasta nuestros días en Europa (especialmente en Alemania, Inglaterra e Italia) por empresas como DOVO Solingen, Edwin Jagger, Mühle, R.A. Rooney, Vulfix, Kent, Böker, shavemac, Thiers Issard, entre otros. Gran parte de estos productos se exportan a otros países como Estados Unidos donde están ganando gran popularidad. También existen fábricas en otros lugares del mundo como Parker Safety Razor CO. de India y Feather Safety Razor Co. Ltd. en Japón.

En cuanto a cremas y jabones para el afeitado clásico se pueden mencionar famosas firmas europeas (especialmente inglesas) como Geo.F. Trumper, Truefitt & Hill y Taylor of Old Bond Street. Entre otras se incluyen las italianas Proraso y Omega, las alemanas TABAC y Mühle, y La Toja o LEA de España.

 

 Pasos para un buen afeitado:

  1. Lo ideal es afeitarse después de una ducha caliente. Ayuda abrir los poros y suaviza el pelo de la barba.
  2. Poner a remojo la brocha durante 2 o 3 minutos.
  3. Aplicar una crema o aceite de pre-afeitado.
  4. Preparar la espuma con tu jabón o crema favorita siguiendo lo recomendado por el fabricante.
  5. Aplicar sobre el rostro una toalla húmeda en agua caliente( sin que llegue a quemar) o remojar con agua caliente el rostro antes de aplicar la espuma, lo cual ayuda a reblandecer el pelo.
  6. Aplicar la espuma con la brocha. Trabajar la espuma sobre el rostro con la brocha en movimientos circulares para beneficiarse de su poder exfoliante y para preparar el pelo de la barba para el afeitado.
  7. Utilizar una maquinilla tradicional adecuada. Afeitarse en dirección al pelo sin aplicar presión, dejando que el peso de la maquinilla realice el trabajo.
  8. Usar pasadas cortas, suaves y lentas.
  9. En la primer pasada es aconsejable ir solo en dirección del crecimiento del pelo. En la segunda pasada puedes hacerla a contra pelo teniendo cuidado no realizar muchas pasadas para no irritar la piel, especialmente si eres nuevo en el afeitado clásico.
  10. Aplicar agua caliente y espuma entre cada pasada y si son necesarias más pasadas.
  11. Para terminar, aclarar la cara con agua fría. Esto ayudara a cerrar los poros.
  12. Si te has cortado, aplicar un producto hemostático.
  13. Secar suavemente la piel sin frotar y aplicar un buen aftershave. Evitar los que contengan alcohol ya que secan la piel.

 

Un vídeo en ingles pero ilustra los pasos mencionados.

 

 

 

[amazon template=banner easy&chan=default&asin=B005MZ03FU]

Este artículo usa material del artículo de Wikipedia “Afeitado”, bajo la licenciaCreative Commons Attribution-Share-Alike License 3.0.

El afeitado clásico by

Comentarios

comentarios

No Responses